BAÑAR A UN BEBÉ EN EL PLATO DE DUCHA

BAÑAR A UN BEBÉ EN EL PLATO DE DUCHA

 

No nos cansaremos de recomendarte que sustituyas tu vieja bañera por un moderno plato de ducha de resina, pues como te compartimos en nuestro post “Cambia tu bañera por un plato de ducha” son múltiples los beneficios que esto tiene.

A pesar de todos los puntos a favor, puede parecer inconveniente si tienes niños en casa. Bañar a un bebé o a un niño pequeño puede ser todo un reto en una ducha convencional: todo se moja, hay poca libertad de movimiento, la temperatura no es la ideal y no hay espacio de que los peques jueguen un rato.

Afortunadamente hoy en día hay muchas alternativas en el mercado para ayudarte a solucionar este problema, así que no tienes nada de qué preocuparte.

Existen bañeras movibles que pueden colocarse dentro de la ducha, simulando una pequeña piscina. Están fabricadas con una estructura de aluminio y una bolsa de poliuretano laminado, que es impermeable y tiene botones para darte la facilidad de montarla y desmontarla a la hora de lavarla. Este material cumple con una función antideslizante para evitar accidentes en el baño. Lo mejor: puedes comprar la bolsa por separado cuando se desgasta por tanto uso.

Su limpieza es muy sencilla ya que se puede meter a la lavadora en ciclo normal con agua caliente a 60°. Es recomendable lavarla por lo menos una vez al mes, y secarlas al sol para evitar la formación de humedad. Puedes hacer uso de jabón desinfectante, para eliminar cualquier fuente de infección.

Otra gran ventaja es que cuenta con un desagüe que se conecta al plato de ducha, para que sea fácil deshacerte del agua sin batallar. Es posible comprarla sin el agujero hecho para que tú puedas adaptarlo a tus necesidades.

Generalmente puedes encontrarlas en dos modelos: fijos y extensibles. Estos últimos te dan la posibilidad de adaptarse a la medida de tu ducha. Además son ligeras y plegables para guardarlas detrás de la puerta o en algún otro lugar pequeño, cuando ya no la necesites. Eso sí, evita doblarla cuando aún está húmeda, pues esto puede favorecer la generación de bacterias y hongos.

Tu hijo está en una etapa de descubrimientos y los juegos son fundamentales para su desarrollo y la hora del baño es un momento ideal para ello. Estas prácticas bañeras están diseñadas para bebés y niños de hasta 7 años. Cuenta con una bolsa lateral incluida para guardar todos los juguetes y dejarlos al alcance de tu pequeño. También es posible colocarla en exteriores como el jardín o la terraza para tomar un chapuzón en el verano. Lo único que debes tomar en cuenta es no colocarla en una superficie irregular o con piedras, que pueda agujerarla.

asdfa

Esperamos que la información que te acabamos de compartir te sea sido de utilidad y te convenza de que tener un plato de ducha no tiene que ser un motivo para privar a tus niños de la diversión a la hora de tomar una ducha en tu nuevo plato pizarra.

 

Comparte!


Comments are closed.